Viaje a Buxton

Segunda semana: momentos únicos en el viaje a Buxton.

La segunda semana continúa también para nuestros chicos en Buxton. Y pese a que el tiempo durante estos días ha estado un poco rebelde, no ha hecho que las ganas de aprender y de vivir nuevas experiencias hayan decaído. El viaje a Buxton ha llegado a la mitad, y los chicos de Varona’s Institute todavía no están preparados para abandonar la ciudad.

Vamos a ver cómo fue la segunda semana.

Preparándose para el Trinity.

Después del carnaval de Buxton que vivieron la semana anterior, toca volver a la rutina del día a día en la escuela. Esta semana ha sido un entrenamiento intenso para todos ellos. Durante las mañanas, en el School, han seguido con sus sesiones de aprendizaje, centradas en los topics, las subjects areas e interactive.

El lunes por la tarde disfrutaron de un taller sobre imprenta. Gracias a la Revolución Industrial, la imprenta siempre ha estado muy presente en Buxton desde sus inicios. Eso ha hecho del taller una jornada de aprendizaje muy interesante, y sobre todo, educativa.

Para hacerlo más dinámico, los chicos han tenido que buscar información sobre la imprenta, para después ver cómo es el proceso de impresión. Lo han disfrutado en vivo y en directo. Y han podido imprimir ellos mismos montajes de los monumentos más emblemáticos de Buxton. El taller ha sido dirigido por Christopher Wilson, Licenciado en Nuevas Tecnologías y Miembro de la Real Asociación de Bellas Artes.

Ha sido una experiencia fantástica que les ha permitido viajar a los tiempos de Gutenberg.

Disfrutando de un día sin lluvia.

Lo mejor de todo fue que el miércoles la lluvia les dio un descanso, y les permitió pasar un día lleno de aventuras.

La primera actividad de la que disfrutaron fue de tiro con arco. Shaun, el monitor que ha estado con los chicos, fue a las Olimpiadas en un par de ocasiones, y les ha enseñado los principios básicos. Sorprendentemente, aunque los chicos de Varona’s Institute eran principiantes, consiguieron resultados muy buenos, e incluso alguna diana plena.

Para finalizar la jornada, Laser tag por equipos. Se lo han tomado muy en serio, como si fuesen verdaderos legionarios tratando de invadir el suelo enemigo. Al final todos acabaron tirados en el barro, como si de verdad viniesen de la guerra.

El fin de semana ha sido tranquilo, disfrutando con las familias en casa. Aquí te dejo las fotos que me han mandado en exclusiva, ¡disfrutad!

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *